lunes, 20 de marzo de 2006

Otra pifia laboral

Pues he aqui un escrito extenso a la par que importante en el que un colega expresa su sorpresa y total desacuerdo con su reciente despido aparentemente improcedente. Un claro ejemplo más de como chirría el panorama laboral y lo bonito que se nos presenta el futuro. Yo nunca he visto a Jose Antonio (Calvo para los que le decimos que somos sus colegas) en su puesto de trabajo pero la noticia y los motivos de su despido me chocaron tremendamente ya que este no es de los que va al trabajo a pasar el rato con los compis. Por eso aunque sea largo no dejeís de leerlo por que refleja algo que nos puede suceder a todos en cualquier momento y que a todos afecta en cierto modo, cuanto más se sepan estas cosas mejor. Si te niegas a que te exploten te echan, si trabajas e intentas mejorar también, lo que viene ha demostrar el aumento de la demanda de mediocres por parte de muchas empresas.

Madrid, 16 de Marzo de 2006
Queridos amigos:
El motivo de este escrito es comunicaros personalmente que durante el día de hoy, jueves 16 de Marzo, se me ha notificado mi despido de la asociación CEPRI. A efectos formales se argumenta “actitud de disminución voluntaria y continuada en su rendimiento laboral, que ha provocado dificultades a la empresa”, para posteriormente reconocer “expresamente la improcedencia de este despido”. Durante la entrega de esta notificación se me expusieron otros dos motivos:
• Que la empresa no podía cumplir mis expectativas profesionales respecto a la calidad de la intervención logopédica deseada por mí para el CAD de CEPRI, por lo que prefería no retenerme como profesional
• Que no he sabido responder a la estructura piramidal de “la empresa”, habiendo pasado a ser una persona que no favorecía el desarrollo de la misma. Me gustaría trasmitiros mi sorpresa y profunda tristeza ante este despido y sus motivaciones, siendo mi satisfacción tanto con los usuarios y familias del centro, como con el desarrollo de las intervenciones y por supuesto con mis compañeros de CEPRI inmejorable.
Respecto a los motivos formales, tanto el volumen de trabajo como la calidad de las intervenciones, la implicación personal y el rendimiento laboral en conjunto ha aumentado desde mí incorporación como logopeda en el CAD de CEPRI, existiendo informes, documentación o materiales de elaboración propia que lo certifican. Tanto la dirección del centro como la gerencia de la asociación me han transmitido su satisfacción con mis servicios y mi rendimiento desde que plantee mis objetivos y metodología tras mi incorporación, en el caso de la dirección hasta el momento de su baja y en el caso de gerencia hasta en la propia notificación del despido.
En cuanto al siguiente motivo, argumentado verbalmente, debo decir que este Departamento realizó una notificación de propuestas de mejora del mismo, relacionadas con materiales, bibliografía, formación continua y de solución de la inestabilidad de la plantilla en la búsqueda de una mejor calidad de la atención. En todo momento se expuso de la manera más cordial y respetuosa esta propuesta, aceptando la respuesta que la asociación y su situación económica dictaran.
Y sobre el último argumento, solo puedo pensar que esta motivado por haber manifestado de manera informal que mi prioridad en todo momento son los usuarios y familias, entendiendo la asociación como una entidad en la que la máxima autoridad son ellos como socios y la Asamblea de Socios como organismo, sin por ello dejar de aceptar al resto de Órganos que conforman el organigrama de la misma. Como ejemplo de ello, mi intención de solicitar la inclusión como socio, tras el periodo establecido como trabajador, comunicada recientemente de manera verbal a la gerencia de la asociación.
Así mismo quiero trasmitiros que mi intención no es la de abandonar CEPRI ni lo ha sido nunca. Mi voluntad es la de hacer todo lo posible para que CEPRI reconsidere este despido. Como expreso anteriormente, mi satisfacción con los usuarios y profesionales con los que he compartido voluntariado, servicios de escuela para padres, escuela de verano, servicios de apoyo en actividades extraescolares y departamento de logopedia, tanto en el Centro Educativo como en el Centro de Día, y las experiencias compartidas me hacen querer manifestaros mi voluntad de querer continuar en la asociación, por lo que solicitaré la reconsideración de mi despido. Recibid un cordial saludo.
José Antonio Calvo

martes, 14 de marzo de 2006

Con calma todo se entiende

Cuando se enfadaba se iba a un rincón solitario, escondía el rostro entre las manos y permanecía así hasta que, huída la cólera, recuperaba la calma.
El enfado suele durar un momento.
El niño suele sentir rabia y enfado por haber sido abandonado.
Nunca me enfado por lo que la gente me pide sino por lo que me niega.
Los verdaderos amigos se tienen que enfadar de vez encuando.
Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso ciertamente, no resulta tan sencillo.
Siempre tendremos razones para estar enfadados, pero esas razones, rara vez serán buenas.
El que estando enfadado impone un castigo, no corrige, sino que se venga.
Quien se enfada por las críticas, reconoce que las tenía merecidas.
¿Quién pensara jamás llegase un día en que, perdido el celestial encanto y caída la venda de los ojos, cuanto diera placer causara enojo?
Texto enviado pero no escrito por Jorge de Martín

martes, 7 de marzo de 2006

¡Venga, evangeliza a este!


Con esta especie de obsesión que se ha apoderado de mi ultimamente con la Iglesia, topé el otro día, para mi deleite, con un cartel en la calle que anunciaba una exposición de arte cubano que se estaba celebrando estos días en Madrid.
Primeramente se rindió mi atención hacia los colorines de unas letras que decían no se qué de arte y, risueño, me acerqué para saciar mi ansia de información sobre el evento. Pero conforme me acercaba, mi vista se recondujo como por una fuerza "divina" hacia la fotografia central del cartel que arriba os muestro.


Antes de reconocer completamente a los protagonistas de la misma, ya mi mente comenzó a sospechar de las identidades de ambos personajes, rechazandolo rápida e instintivamente por la extrañeza de semejante visión. Eah! que cuando estuve a dos palmos de narices de la fotografía pude comprobar que eran quienes en un primer momento sospeché. ¡Madrecita! ateo vs creyente en toda regla.

Pero sinceramente, no me sorprendió excesivamente el hecho de ver a Castro con el Papa, porque al fin y alcabo aqui todos sonreímos forzadamente en más de una ocasión para conseguir algo. Lo que me sorprendió realmente fue la fotografía en si y cómo sin una sola palabra captaba y resumía a la perfección el contexto de la misma; yo te invito a Cuba para lavar mi imagen pero tu no te pases ni una cala.

Yo personalmente no me identifico con el comunismo o siendo más exacto con los dirigentes que lo ponen o han puesto en práctica pasandose por el forro de los huevos las bases de su ideal, (a decir: U.R.S.S, Cuba, China, Corea del Norte) pero bien cierto es que si estoy en las antípodas de algo es de las religiones, y como se puede observar, de la cristiana en particular, que es la que vino haciendome sentir mal de los 9 a los 15 años cada mez que me hacia una pajilla.

Por esto que al ver la imágen de advertencia que Castro le hace al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, y por consiguiente a todos sus esbirros, recordando que no todos creen en cosas que no pueden percibir y que se niegan rotundamente a ser convencidos de ello por la razón ultima de la Fe, hizo tensar mi sonrisa y sin poder explicar muy bien el porqué me sentí por un momento reconfortado y como agustito.
¡Venga, evangeliza a este!


Jose Daniel de Castro

viernes, 3 de marzo de 2006

Al fín todo funciona



Y las calles se tornaron tristes y oscuras
como yo siempre había soñado,
esta no es mi época, y ¿de quien es?,
de esas marionetas, coche grande, perro furioso,
mujer con esclava y vida muerta, no hay elección.
Al fin todo funciona.
Texto y foto: Jorge de Martín

+ fotos: http://jmgrow.blogspot.com/