viernes, 28 de noviembre de 2008

Sin salidas


Resumen de uno de los muchos debates que enfrentan a David Bravo con la SGAE. Es bochornoso ver como tipos trajeados y políticamente correctos son incapaces de aceptar lo que es evidente y no quieren darse ni puta cuenta de que se les ve el plumero por todas partes. Vergüenza ajena dan esta panda de impresentables cuyas actitudes se asemejan a la cabezonería infantil pero con la adultísima intención de seguir ganando mucha pasta.

Es curioso, cuando lo piensas, que los verdaderos creadores de este "problema" sean los intermediarios que existen entre los autores y los oyentes-lectores, a saber, sociedades de gestión de derechos y discográficas. Y encima tienen la desfachatez y el poco sentido del ridículo como para esperar que la sociedad y el codigo penal se adapte a sus negocios olvidando por completo que tiene que ser, y que va a ser, al revés.

Que les den mucho por culo.

Kaos_City Grafiks


Algunos de mis trabajos personales, ya iré subiendo más.
+ info en Flickr

martes, 25 de noviembre de 2008

Los Amos del Mundo

Artículo del escritor español Arturo Pérez-Reverte, publicado en "El Semanal" el 15 de noviembre de 1998, y que ahora, diez años después, parece una profecía.


Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del computador, su futuro y el de sus hijos.


Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro.


Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management , y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo.


Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan; y nunca pierden ellos, cuando pierden.


No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tienen que ver con la economía productiva.

Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la Tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro.


Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder. El riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia.


Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático, y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados.


Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días. Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja.


Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro.

Y entonces, ¡oh, prodigio!, mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no.


Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros.


Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos, y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda.. Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la paga con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con su puesto de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.


Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena.


Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza.



Arturo Pérez-Reverte fue corresponsal de guerra durante 20 años,

actualmente es escritor y Académico de la Lengua.

Para los que estén interesados en los artículos de Pérez-Reverte lean:

- No me cogeréis vivo, ed. Punto de Lectura, 608 pag

- Con ánimo de ofender, ed. Punto de Lectura, 512 pag

- Patente de corso, ed. Punto de Lectura, 672 pag

- Sobre hombres y damas, ed. A.Asppan, 64 pag

lunes, 24 de noviembre de 2008

Rodillo men


Esto son ganas de pintar y lo demás son tonterías.¡Banksy te pillé!
Escritores:

martes, 11 de noviembre de 2008

Bochorno inesperado


Que nadie es 100% consecuente con sus actos y sus ideas es algo evidente, que en ocasiones cualquiera de nosotros se contradiga y se equivoque es incluso necesario para confirmar que "semos" humanos. Pero cosa muy distinta es hacer apología y celebrar lo que antes se cuestionaba. Y este es el caso del señor Manuel Gonzalez a.k.a Tote King.

Uno siente cierta decepción al ver este último vídeo del Tote, una compraventa de moto inesperada y de sopetón, sin el más mínimo decoro, que produce cierta sensación como de abandono. Nunca es agradable ver como alguien al que artísticamente estimas se transforma de repente y sin aviso preventivo en todo aquello que antes de ser rico y famoso despedazaba con nuestro convencido y profundo asentimiento. Claro está que los artístas no se deben a su público y que han de evolucionar sin tener en cuenta las cansinas perogrulladas del "se ha vendido", pero todo en esta vida, incluso la libertad, tiene un límite, en este caso, creo, el que separa el amor propio de la traición carituresca de los propios principios.

En un post anterior que hice para este bendito y poco visitado blog elogiaba (y mantengo el elogio) a ese Tote King que escapaba de todo lo que recalca ahora, siempre con un buen estilo y un indiscutible flow sobre las bases, era agradable ver que un rapero español era capaz de tener inquietudes e incluso de leer a Chomsky (!). Por tanto no voy a pasar a este rapero por el pasapurés definitivamente ya que le sigo considerando grande como rapero aunque ya no tanto como persona (y prefiero ser no muy feroz con él ya que sigue siendo uno de mis preferidos y de todo lo que ha publicado un gran porcentaje es sumamente aprovechable desde un punto de vista de estilo e intelectual).

Pero es que hacer directamente apología del dinero e indirectamente de la estética y las marcas es siempre y en todos los casos bochornoso la haga este rapero, un empresario o un paleto con duros en el bolsillo. Me parece cutre regodearse de la abundancia económica que uno haya logrado, aparecer junto con la nena fashion tatuada para que le aporte algo así como autenticidad al asunto, hacer no poca publicidad de marcas de ropa la ostia de caras que normalmente no se puede comprar el común de los mortales y que nadie, con una educación basada en el ser y no en el tener, desearía llevar puesta ( ah claro, se me olvidaba que el video esta pensado para dejar claro que ellos no pertenecen a la plebe currante, ¡que actitud tán aristocrática!), lucir cortes de pelo, tatuajes y complementos varios que confirman lo muy sometidos que están a las pautas estéticas del movimiento y del momento.

¿No te reías de las "gafas que te cubren toa la cara"?, ¿acaso molan ahora por llevarlas tú o en realidad siguen siendo igual de ridículas acentuándose más aun cuando las usa alguien que las parodiaba?
¿He visto bien cuando apareces en unos fotogramas rápidos sin camiseta?, ¿para qué?, ¿y luego con el plumas? no me entero, ¿qué clase de climatización había durante el rodaje? Por un momento viendo el vídeo me ha venido a la cabeza el desfile de las ridículas estrellas de Hollywood.
"Yo vivo 5 meses con un concierto sólo", ¿y qué? donde nos situa eso a los demás, Botín podría vivir 5 siglos con lo que gana en un año ¿le practicamos una felación entonces?
"Ahora comprendes el ancho de mis vaqueros y porqué se caen, coño es que van llenos de dinero, ya no te ríes del rapero ya no hace gracia...", ¿insinúas acaso que la confirmación de que el hip hop es algo que se ha de tomar en serio recae en que finalmente se puede ganar mucha pasta?, ¿te das cuenta de  la importancia que le das al dinero con estas afirmaciones?, ¿sabes que la peña se muere de hambre por muy demagógico que parezca?

En fin, no voy a continuar porque tampoco es para tanto, no deja de ser una anécdota más y cuando saque el próximo disco lo pillaré porque siempre habrá buenas sorpresas, no me cabe duda de ello. Eso sí, este disco se lo va a comprar tu mamá ya que por mi parte no te vas a llevar ni un duro más, tú mismo lo dices, te sobra la pasta así que conmigo no cuentes, además veo que en todos los discos está el sello de la omnipresente SGAE, pues que te dén!.
Poco me importa tu dinero y lo mucho que hayas trabajado para obtenerlo, ¿acaso era esa la finalidad?


Dejo este videoantídoto para el que sienta malestar general:


DefConDos: DOGMATOFOBIA