lunes, 23 de mayo de 2011

Cuidado

Es importante, sacad un ratillo y leedlo:

COMUNICADO DE LOS DETENIDOS EL 15 M - TRATO RECIBIDO POR LA POLICÍA NACIONAL. pincha aquí


Por supuesto no podemos afirmar que esto sea cierto pero creo que no sorprende demasiado a nadie el hecho de que la policía, en ocasiones, tenga estas actitudes y comportamientos.

Si fuera cierto sería algo terriblemente grave, tanto como aterrador. Aunque la palabra se usa normalmente a la ligera y sin ton ni son, de ser estos hechos ciertos, sólo se pueden calificar de auténtico fascismo (si, el de los nazis pero sin gas), fanatismo español de pura cepa.

Funcionarios con la capacidad de humillar, agredir y vejar impunemente. La sensación psicológica que deben sentir estos policías es la de absoluto poder, seguido del placer producido al descargar iras personales sobre los demás sin miedo a la represalia y con el consentimiento de superiores o "veteranos", y por el hecho absolutamente cobarde de que se les ha concedido autoridad. Por supuesto creo que la policía a de mostrarse firme en muchas ocasiones y que no es su labor negociar ni llegar a acuerdos, la policía no debe ser una institución de amor libre y paz multicolor, y aunque los antidisturbios, por ejemplo, están para pegar palos y disolver (pero nada más) han de comportarse como marcan sus propias normativas, el sentido común y un mínimo de valores y respeto por la dignidad de las personas.

Quiero creer que este no es el modo de actuar convencional en estas situaciones, confío en que gran parte de la policía es responsable y comprende la importancia y la seriedad que supone poseer autoridad sobre los demás. Tengo amigos policías y aunque no les veo en sus trabajos, me resulta imposible creer que llegaran nunca a estos extremos, confío en ellos y en los muchos otros que se limitarán a realizar su trabajo. Pero sospecho que hay sectores de la policía con una ideología marcadamente de extrema derecha, xenófoba, etc, que han asumido que su verdadera labor es la de aterrorizar y humillar, y supongo que, aunque serán observados de reojo, se les protege bastante en nombre de la reputación de la institución.

En todo grupo, organización, ideología, etc, hay elementos que manchan el prestigio de los demás con actitudes propias de bárbaros y cada uno de esos grupos debería purgar estos elementos por el bien común y el propio.
En el caso de la policía y el ejercito aún más ya que ejercen su poder sobre quien se lo otorga además de alimentar y legitimar con estos comportamientos una respuesta igual por parte de los afectados.

No hay comentarios: